LA FAVORITA: BRILLANTE RETRATO DEL “JUEGO” POR EL PODER QUE APUNTA A LOS OSCAR

LA FAVORITA: BRILLANTE RETRATO DEL “JUEGO” POR EL PODER QUE APUNTA A LOS OSCAR

15 febrero, 2019 0 Por elescritorcinefilo

Ya estamos a falta de menos de diez días para la gala de los premios cinematográficos más importantes (que no mejores) del año: los Oscar.

Para esta edición nos encontramos con unas nominaciones “muy variadas”: biopics, musicales, dramas, comedias e incluso superhéroes.

Afortunadamente todos los años aparece alguna película que aporta “aire fresco” a la cartelera (y a las nominaciones), ofreciéndonos una historia diferente o un estilo de narrar muy particular (incluso ambas a la vez).

Ese estilo tan particular viene de la mano de uno de los directores más brillantes del cine actual, un Yorgos Lanthimos que ya nos ha regalado varias (grandes) obras muy originales como Canino, Langosta o El sacrificio de un ciervo sagrado, que te sumergen en su (macabro, divertido, particularísimo y cualquier otro calificativo que puedas imaginarte) mundo.

Y en La favorita (The favourite, 2018), aunque es una historia inspirada en unos hechos reales acaecidos a principios del siglo XVIII en la corte británica, mantiene su estilo, atrapándote desde el primer momento y creando esa incomodidad en el espectador que hemos visto, sufrido y deseado sufrir en sus anteriores films.

Era obvio que Lanthimos, tarde o temprano, tendría un gran reconocimiento de la Academia de Hollywood (ya había estado nominado anteriormente como guionista). Y con La favorita ese reconocimiento ha llegado por la puerta grande con sus 10 nominaciones.

¿Por qué verla?

Porque si ya conocías la filmografía de este director y te apasiona, no te va a defraudar en absoluto: mantiene toda su esencia. ¿Aún no lo conoces? Es una buena manera de sumergirte en su universo porque, por decirlo de una manera, es su film “más light”… si no te gusta no veas nada más de él. En cambio, si te ha gustado te aconsejo que veas sus anteriores películas: no encontrarás nada igual.

Por su fotografía, montaje, dirección artística, sonido, vestuario, maquillaje… Básicamente por todo. Todo funciona a las mil maravillas y la inversión realizada para esta obra es más que evidente por la calidad del trabajo realizado en cada uno de esos apartados que hacen aún más grande el film.

Y, en mi opinión, lo mejor son las grandísimas actuaciones de sus actrices protagonistas. Olivia Colman, Rachel Weisz y Emma Stone están más que perfectas en sus complejísimos y arriesgados papeles, dotando de gran personalidad y talento a unos personajes por los que sientes compasión, odio, empatía y todo lo que ellas quieran transmitir al espectador.

Lo que aún sigo sin entender es porque se considera protagonista a Olivia Colman, cuando la auténtica protagonista es Emma Stone…cosas de los académicos o algo que se me escapa a mí…

¿Cuándo verla?

Aprovecha que aún sigue en cartelera. Vale la pena verla en pantalla grande.

Y si llegas tarde, siempre que quieras una película diferente a lo visto en tu vida, esta es apropiada.

Espero que disfrutes (y sufras) de un relato sobre tres mujeres que luchan por sobrevivir en un duro mundo y sobre el “deshonesto juego” por obtener un poder a través de dominar a quien ostenta el trono.

¡Salud y buen cine!