LA LÍNEA INVISIBLE: UNA MINISERIE DE GRAN CALIDAD

LA LÍNEA INVISIBLE: UNA MINISERIE DE GRAN CALIDAD

20 abril, 2020 0 Por elescritorcinefilo

Crear una ficción sobre un grupo terrorista no es tarea fácil y, menos aún, cuando lo que se recrea es el primer asesinato cometido en España por unos terroristas que en medio siglo han asesinado a más de ochocientas personas, generando miedo y un enorme dolor en nuestra sociedad.

Dos de las mejores obras sobre el terrorismo que he visto son Paradise now, que aborda las últimas 24 horas de dos terroristas suicidas, y El viento que agita la cebada, ganadora de la Palma de Oro en Cannes, en la que Ken Loach narra los orígenes del IRA a través de dos hermanos.

Ambas referencias son diferentes entre sí a la hora de reflejar las motivaciones, el día a día y el destino de unas personas que creían que la única manera de lograr sus propósitos era a través de la violencia, pero son más que necesarias de ver por su enorme calidad.

En España se han realizado varias películas sobre ETA, con desiguales resultados, como son Días contados, El Lobo, Tiro en la cabeza o Yoyes (por citar algunas).

Ahora nos llega de la mano de Movistar La línea invisible(Mariano Barroso, 2020), una magnífica miniserie que recrea el primer asesinato que cometió la banda a través del día a día de las personas implicadas en esos meses de la primavera del año sesenta y ocho.

¿Por qué verla?

Por su gran factura y su magnífica narración. Mariano Barroso es un excelente narrador y sabe perfectamente lo que quiere contar y cómo hacerlo. Y la tarea no es nada fácil, ya que recrear con tanta solidez este tipo de historia sin caer (perdón por el juego de palabra) por esa fina línea que puede romperse en cualquier momento, sin juicios, simplemente mostrando unos hechos que se juzgan por sí solos, es bastante difícil.

Para ello también son importantes los magníficos guiones de cada uno de sus seis capítulos, firmados también por el propio director y por Alejandro Hernández (Mientras dure la guerra o El autor, entre otros) y Michel Gaztambide (guionista de, entre otras, No habrá paz para los malvados y La vida mancha). Me gustan como están construidos los guiones, como describen a sus personajes, sus diálogos, sin sobrar ni faltar absolutamente nada, al menos en mi opinión.

Y, por supuesto, por su formidable reparto, repleto de jóvenes actores que ya dan mucho que hablar como Álex Monner, Enric Auquer, Anna Castillo, Patrick Criado o Emilio Palacios. Además, de otros más veteranos como Asier Etxeandía y el siempre sobresaliente Antonio de la Torre, cuya interpretación del inspector Melitón es, sencillamente, impresionante.

¿Cuándo verla?

Siempre que tengas ganas de ver una miniserie de un alto nivel, La línea invisible es una opción perfecta, ya que sus seis capítulos de apenas 45 minutos de duración “se pasan volando”.

La apuesta por las series de gran calidad está llegando con más fuerza a nuestro país y eso se agradece.

Hay tanto talento que es normal que en los últimos años nos hayamos encontrado con series tan buenas como, por citar algunas, La peste, La casa de papel o Vida perfecta.

Y con esta que nos ocupa, se sigue creciendo…y no creo que haya techo, sobre todo cuando en nuestro cine y en nuestra televisión hay un enorme talento que, afortunadamente, se está sabiendo aprovechar.

¡Salud y buena televisión!