DIECISIETE: EMOTIVA, DIVERTIDA Y PROFUNDA PELÍCULA QUE NO PUEDES DEJAR DE VER

DIECISIETE: EMOTIVA, DIVERTIDA Y PROFUNDA PELÍCULA QUE NO PUEDES DEJAR DE VER

23 octubre, 2019 0 Por elescritorcinefilo

Que facilidad tienen algunos directores para hacernos reír (o al menos sonreír) con historias de las que otros narradores hubieran sacado durísimos dramas. O, al menos, parece que hacen fácil lo que en realidad tiene una dificultad enorme, ya que no es tan frecuente encontrar historias tan reales, cercanas o auténticas que sean tratadas con sensibilidad y dejen unas sensaciones tan buenas al espectador.

Y si ya son rodadas con inteligencia y gran calidad, pues la dificultad es aún mayor.

En Diecisiete (Daniel Sánchez Arévalo, 2019) su director vuelve a hacer (una vez más) lo que mejor sabe: narrar una historia dramática con ese tono de comedia que tan bien domina y que desprende humanidad por todos sus poros.

Soy un gran admirador de su cine, desde su debut en Azuloscurocasinegro, pasando por Gordos, Primos y el, hasta ahora, último film que había realizado: La gran familia española.

Después de dedicarse a la realización de varios cortometrajes y a la literatura (fue finalista del prestigioso Premio Planeta en 2015 con La isla de Alice), ha regresado al largometraje con fuerza, regalándonos la que considero su mejor obra, de esas que adentran en lo más profundo del espectador y que lo encamina hacia un emotivo y hermoso viaje por el alma de sus personajes.

¿Por qué verla?

Porque si te gusta el cine del director, este film seguro que lo vas a disfrutar muchísimo. Parte de un muy buen guion, cuya historia tal vez pueda parecer demasiado sencilla y, en ocasiones, alguna situación forzada, pero la profundidad de los personajes, de lo que cuenta, tan cercano a cualquier espectador, hace que esos pequeños baches ni se sientan durante el viaje que realizan por esos hermosos paisajes del norte de España.

Sánchez Arévalo siempre ha construido unos personajes magníficos, además de estar siempre perfectamente interpretados. En Diecisiete también. Las interpretaciones de Biel Montoro y Nacho Sánchez son inolvidables, tan naturales y con tanto talento que harán que te adentres no solo en la historia, sino también en su universo interior, mostrando su lado más humano y logrando que el espectador se emocione y se ría junto a ellos.

Y, como no, por esa agradable sensación que suele dejar el director en el cuerpo de los espectadores una vez que acabes de ver sus films (tal vez a excepción de Gordos, al que considero su obra con una mayor carga dramática). Da gusto ver películas como estas que te hacen pensar que los problemas del mundo en el que vivimos pueden solucionarse, que solo tenemos que poner de nuestra parte, empatizar y luchar por todo lo que nos une para que nuestra vida y la de quiénes nos rodean sea mejor.

¿Cuándo verla?

Siempre es un buen momento para ver este tipo de películas.

Eso sí, al ser producida por Netflix, solo puedes verla a través de la plataforma.

Estoy convencido que disfrutarás y te alegrarás de haber visto la que considero una de las películas que más me han gustado de este año, sobre todo por su emotividad, ternura, por las risas (y sonrisas) que me ha sacado, por las buenas sensaciones que he tenido viéndola y por como esas emociones, risas y sensaciones me siguen acompañando días después.

¡Salud y buen cine!