EN MI PROPIA PIEL: DURA HISTORIA REAL SOBRE LA BRUTALIDAD POLICIAL

EN MI PROPIA PIEL: DURA HISTORIA REAL SOBRE LA BRUTALIDAD POLICIAL

9 mayo, 2020 0 Por elescritorcinefilo

A lo largo de la historia se han realizado varias películas sobre la violencia que ejercen algunos miembros de los cuerpos policiales (o cuerpos de seguridad del Estado) abusando de su autoridad, personas (si es que se le pueden llamar así) que no cumplen con la misión que les corresponde, sino que se aprovechan de su posición para sacar lo peor que llevan dentro.

Hace poco tuvimos la suerte de disfrutar de Los miserables, donde encontrábamos a un personaje que refleja todo lo que no debería ser un policía (al menos lo que creo que no debería ser).

Hace un par de años se estrenó en Netflix una fantástica película italiana, basada en un caso real, sobre el fallecimiento de un joven de 31 años días después de ser arrestado.

Me gustaría decir que ese suceso conmocionó a la sociedad italiana, pero no fue así. Incluso gente (casi todos de ideas fascistas) aplaudieron lo ocurrido.

En mi propia piel (Sulla mia pelle, Alessio Cremonini, 2018) cuenta los últimos días de vida de Stefano Cucchi, sin la violencia tan “gráfica” de Díaz: No limpiéis esta sangre, pero con la dureza de “una pesadilla” al estilo Crónica de una muerte anunciada, donde la impotencia por haberse podido evitar una muerte es trasladada al espectador.

¿Por qué verla?

Continuando con lo que decía en el párrafo anterior, trasladar la impotencia de los familiares, el silencio del protagonista, la indiferencia de policías y jueces, el encubrimiento de quiénes conocen la verdad, es manejada perfectamente por Alessio Cremonini, quien mantiene un pulso firme, sabiendo qué contar y cómo hacerlo, no resultando pesado para nada sus 100 minutos de duración, a pesar de la dureza a la que se enfrenta una persona que no se merecía ese padecimiento, aunque algunos lo creyeran merecedor por trapichear con drogas.

Quien eleva aún más la calidad de la película es Alessandro Borghi, quien hace una interpretación más que sobresaliente, ganando un más que merecido David di Donatello (y eso que competía con Marcello Fonte, también soberbio en Dogman de Matteo Garrone). Ha sido una de las actuaciones que más me han impresionado en los últimos años.

Y también hay que destacar el trabajo del resto de actores, sobre todo una Jasmine Trinca (La habitación del hijo, La mejor juventud, Romanzo Criminale) quien, en el papel hermana del protagonista, da aún más presencia y nivel al film.

¿Cuándo verla?

Siempre que te gusten las películas basadas en hechos reales y/o sobre personas que se creen con la legitimidad de ser “jueces y verdugos”, simplemente por ostentar un determinado cargo.

A pesar de su dureza, este film es muy necesario de ver, tanto por la denuncia de las injusticias del sistema que hace como por la forma de adentrarte en el interior de una persona que, a pesar de los muchos errores cometidos y las malas acciones realizadas, soporta en soledad la rabia de un mundo que descarga sobre él (y su familia) la violencia.

¡Salud y buen cine!