SORRY WE MISSED YOU: CINE COMPROMETIDO Y VERAZ

SORRY WE MISSED YOU: CINE COMPROMETIDO Y VERAZ

12 abril, 2020 0 Por elescritorcinefilo

Vivimos en una sociedad donde prima lo económico a lo humano, en la cual (o al menos la más ruidosa o la que tiene más voz, es decir, el poder) se considera que para ser buen ciudadano y alguien respetable tienes que dedicar muchas horas a tu trabajo o profesión. Si no lo haces está mal visto o te tildan de varios calificativos despreciativos.

Hay un número importante de personas (más de las que muchos quieren creer) que tienen que dedicar la mayor parte de las horas del día a trabajar simplemente para poder sobrevivir, para poder pagar vivienda, facturas y alimento en un mercado actual nada equilibrado e injusto, en el que millones de personas en el mundo “no tienen vida” porque el sistema no le permite tenerla.

El mayor exponente cinematográfico a esa denuncia de un sistema que maltrata y destruye física y emocionalmente a las personas es el gran Ken Loach, quien en su último film ha vuelto a denunciar uno de los problemas de la sociedad actual: lo que aquí conocemos como “falsos autónomos”, pero que en Sorry We Missed You (Ken Loack, 2019) se centra más concretamente en esos repartidores a domicilios de esa compra online tan de moda, quienes se ven abocados a una vida de estrés y duro trabajo solo por mantener una vivienda y llevar alimento a sus hogares…. y ni siquiera un único salario es suficiente, sobre todo para quienes tienen hijos.

¿Por qué verla?

Porque el cine de Ken Loach siempre desprende verdad, es necesario, cree en lo que cuenta, le pone emoción y autenticidad y todo ello siempre logra transmitirlo al espectador. Es un gran narrador y muy comprometido con la historia y sus personajes. Sé que hay personas que lo tildan de manipulador y de “exagerar” en algunas de sus escenas. Él hace un “cine denuncia” y como en cualquier obra cinematográfica es necesario dramatizar las situaciones de sus personajes… y quien lo tilda de exagerado debería acercarse un poco más a la realidad de muchas personas

Otro de los aspectos que me gusta del director británico es que su reparto siempre está brillante, con actores desconocidos (o poco conocidos), perfectos en sus papeles, reales, muy reconocibles, siempre sufridores, personajes más fuertes de lo que ellos mismos creen que harán lo que haga falta por sobrevivir en el duro mundo que les ha tocado vivir.

Y por el magnífico guion de Paul Laverty, muy conocedor de la sociedad, de las personas, tocando los elementos claves de la historia, sin excederse, siendo muy directo, como esos golpes que reciben sus personajes tan bien descritos.

¿Cuándo verla?

Cuando quieras ver un trozo de una realidad más cercana de lo que muchos quieren creer.

Si te gusta el cine social, esta película, como todo el cine del señor Loach, es más que perfecto.

A pesar del dramatismo, disfruto mucho de un cine que me muestra una realidad que a veces no quiero ver, de la que formo parte sin darme cuenta (o sin querer darme cuenta).

Por eso me parece tan necesario un cine social tan comprometido con las personas, que a través de este maravilloso arte intenta mejorar el mundo, hacernos visible de que existen personas a nuestro lado que no tienen una vida nada fácil. Personas con trabajo, pero sin vida. Personas que quieren lo mejor para ellas mismas y su familia. Personas que merecen una oportunidad en este despiadado mundo capitalista.

¡Salud y buen cine!