SECRETOS Y MENTIRAS: EMOTIVA Y SOBERBIA PALMA DE ORO

SECRETOS Y MENTIRAS: EMOTIVA Y SOBERBIA PALMA DE ORO

22 mayo, 2019 0 Por elescritorcinefilo

Como he comentado en alguna otra ocasión, hablar de cine británico es asociarlo a humor inglés o cine social (casi siempre dramático). No me gustan “las etiquetas” ni los “tópicos”, pero debo reconocer que, a pesar de que los británicos han sabido crear muchísimas obras de varios géneros de gran calidad, esos dos (sin contar, claro está, lo bien que han sabido “vender” a su monarquía) han logrado que las películas de un género cinematográfico de un país sean signo de calidad y “una marca muy reconocible”.

Respecto al cine social británico, su máximo exponente es Ken Loach, quien nos ha regalado grandes obras de denuncia de un sistema que debe ser mejorado por las grandes consecuencias que produce en un sector de la población.

Pero también hay otro cine social, algo más alejado de la denuncia, que pretende reflejar o hacer visible a personas de nuestro entorno, a “cualquier” vecino o vecina que tenemos cerca.

Sí, la película de la que hablo es inglesa, pero es que Secretos y mentiras (Secrets & Lies, Mike Leigh, 1996) es tan cercana, minuciosa, brillante y perfecta que podría haberse rodado prácticamente en cualquier lugar del mundo.

Esta soberbia película logra que cualquier espectador se identifique con todos sus “auténticos” y reconocibles personajes. De ahí su grandeza: de la humanidad que respira por todos sus poros.

Parece fácil, pero ¿cuántos lo han intentado y han logrado una gran película? No tantos como pueda parecer. Y quienes han conseguido una obra maestra, aún menos.

¿Por qué verla?

Porque, aunque no te gusten este tipo de films, Secretos y mentiras seguro que lo hará, no solo por ser una joya, sino porque consigue mantener el interés del espectador por todo lo que ocultan sus personajes, esos secretos de familia que se van desvelando lentamente, desembocando un río de emociones que dejan buen sabor de boca en quienes se sumergen en él.

Por su brillante, maravilloso y talentoso reparto. Es injusto destacar a alguno de ellos, pero tengo que hacer mención especial a Brenda Blethyn porque su personaje es el nexo de todos los demás, además de ganar en Cannes el premio a mejor actriz (la película obtuvo también el máximo galardón) y ser nominada al Oscar y al Bafta entre otros muchos premios.

Y, por último, porque no vas a encontrar nada igual. En tierras británicas hacen muchos films del mismo estilo, cierto. Pero pocos o ninguno alcanza su grandeza y consigue lo que este ha logrado: que público y crítica disfruten por igual de un majestuoso “pedacito” de vida (para nosotros, para esa familia son los cimientos de ella).

¿Cuándo verla?

Como seguimos en la semana de Festival de Cannes, no está nada mal recordar a otra de sus flamantes Palma de Oro.

Y siempre que quieras disfrutar de un drama que saca lo mejor de personas que sufren debido a todo lo que ocultan y reprimen, esta película es perfecta.

Aquí te dejo un listado con todos los premios y nominaciones que obtuvo https://www.imdb.com/title/tt0117589/awards?ref_=tt_awd.

No siempre recibir premios es sinónimo de obra maestra, pero que un film “pequeño” (en presupuesto) haya llegado tan lejos y más de 20 años después siga perdurando en la memoria de tantos espectadores, refleja la grandeza y el talento de quienes lo hicieron posible.

¡Salud y buen cine!