SIN PERDÓN: OBRA MAESTRA IMPRESCINDIBLE

SIN PERDÓN: OBRA MAESTRA IMPRESCINDIBLE

8 febrero, 2020 0 Por elescritorcinefilo

Vuelve el mes de febrero, un mes en el que todos los cinéfilos esperamos con impaciencia la finalización de la temporada de premios con los más importantes que existen a nivel internacional: los Oscar.

Que sean los más importantes no significan que se premien a los mejores, ya que durante su historia nos hemos encontrado con “extrañas sorpresas” en el que han sido galardonados films cuyo nivel no era el esperado para obtener tan codiciado premio.

Yo creo que en la ceremonia que se celebra mañana 9 de febrero será premiada alguna película de gran calidad, ya que “la cosecha” de este año es excepcional (1917, Parásitos, Joker, Érase una vez en…Hollywood, El irlandés…).

Y como premio principal en los Oscar de un film “enorme”, uno de los clásicos imprescindibles del Séptimo Arte, quería recomendarte ver (o rever) esa gran obra maestra de Clint Eastwood que es Sin perdón (Unforgiven, 1992), un genial Western que deleitará no solo a los amantes del género, sino también a quienes estén sedient@s de disfrutar de grandes obras.

Es de esas películas que se pueden ver varias veces, porque a pesar de su dureza y su “ambiente sombrío”, uno la contempla con fascinación, atraído por sus personajes, su historia y que parece que ve algo nuevo, a pesar de tener los patrones clásicos del género.

¿Por qué verla?

Precisamente por eso que comentaba en el párrafo anterior: el señor Eastwood “agarra” todos los elementos del Western del que tanto aprendió de Sergio Leone o Don Siegel y da un toque personal, más actualizado, sin edulcorar nada, donde no hay héroes, buenos o malos, sino personas que intentan sobrevivir en un mundo sombrío, cruel y difícil de la única manera posible (o conocida).

Clint Eastwood le dota del ritmo perfecto, como al que se mueven sus personajes protagonistas, de una edad más avanzada al que siempre ha representado los films de este género, quienes no pueden apartar de su vida quienes han sido, algo que arrastrarán para siempre.

A pesar de que los galardones a nivel interpretativo se los llevó el gran Gene Hackman (está soberbio, como siempre), no se puede dejar de mencionar al resto del reparto, que incluye al propio director (también nominado al Oscar como mejor intérprete), a Morgan Freeman, Frances Fisher, Jaimz Woolvett y, en un pequeño papel, un inolvidable Richard Harris, que anticipa lo que se van a encontrar esos “viejos” que buscan dinero haciendo lo único que saben hacer bien: asesinar.

Y otra razón para verla porque, aparte de que creo que es el mejor Western de la historia, es una de las mejores películas que jamás se han hecho.

¿Cuándo verla?

Siempre.

Una obra maestra del cine como esta se puede (y debe) ver en cualquier momento.

Ganadora de 4 premios Oscar (película, director, actor de reparto y montaje) es de las veces que la Academia de Hollywood ha sabido premiar a una obra maestra del cine, de esas que crean pasión y amor por este maravilloso arte.

A pesar de su dureza es un auténtico deleite, porque si algo ha conseguido Clint Eastwood es aunar mito y talento tanto como actor como director, logrando que varias generaciones disfrutemos de unas películas que siempre permanecerán en nuestra retina.

¡Salud y buen cine!