DÉJAME SALIR: POTENTE, DIVERTIDAD, ATERRADORA, ÚNICA Y REFRESCANTE

DÉJAME SALIR: POTENTE, DIVERTIDAD, ATERRADORA, ÚNICA Y REFRESCANTE

3 septiembre, 2019 0 Por elescritorcinefilo

El otro día hablando con mi esposa y mi mejor amigo comentábamos lo difícil que es hacer una buena comedia.

Ya he escrito en otras ocasiones que, en mi opinión, los géneros más difíciles son la comedia y el terror, en los cuáles es muy complicado encontrar un elevado número de films de gran calidad (en comparación a los dramáticos, por poner un ejemplo).

Precisamente, esos dos géneros son los que, generalmente, atraen a un mayor número de espectadores a las salas, aunque en un número reducido de ocasiones salen tan satisfechos como les gustaría.

Parece que ya aceptan cualquier película que les oferten, porque aparecen todos los años la llamada película que “va a cambiar el género de terror” o “la comedia más divertida del año”, algo de lo que no soy yo nadie para dudar, aunque la mayoría de las veces sí dudo de su calidad cinematográfica.

Pues si esos dos géneros por separado es difícil, mezclar los dos aún más. Pero de vez en cuando surge alguna mente brillante y con talento que encuentra un productor atrevido (¿podríamos llamarlo, en los tiempos que corren, valiente?). Y los espectadores y cinéfilos del mundo solo podríamos dar las gracias, sin importar si el film es del género que más nos guste o no.

Porque podrá gustar más o menos, pero lo que no se puede negar es que Déjame salir, (Get out, Jordan Peele, 2017) es un soplo de aire fresco que necesitábamos, logrando la práctica unanimidad de la crítica y del público y que gente como yo (no muy fan del terror, sobre todo el actual), se rindiera ante un film diferente, necesario, políticamente incorrecto, brillante y que sabe mezclar comedia y terror como pocos.

¿Por qué verla?

Por su fina línea que separa la realidad y la fantasía, sin ponerse límite, sin pensar en lo políticamente correcto, dejando al espectador pegado a su asiento y sin saber hasta dónde son capaces de llegar estos personajes que son sacados de la realidad, pero que, algunos de ellos, actúan en un mundo tan alejado del nuestro…o no tanto.

Porque lo de Jordan Peele es el descubrimiento del último lustro. Es más que evidente que viene del mundo de la comedia, aunque, por lo que he leído, no de una comedia tan negra como la mostrada en el film. No conocía nada de él antes de esta joya y me ha sorprendido no solo por su potente y refrescante ópera prima, sino también por el dominio del “tempo”, manejando como “un experto” la intriga, el suspense y el terror, además de hacer sonreír (incluso reír) al espectador con situaciones incómodas y que rayan lo absurdo (¿o no tanto?).

Y otro gran descubrimiento es Daniel Kaluuya, quien había participado en pequeños papeles en films como Sicario y protagonizado el capítulo Black Mirror: 15 millones de méritos, recibiendo por este film su primera nominación al Oscar (estoy convencido que vendrán más). Pero no sería justo dejar de mencionar que el resto del reparto también está sublime, sobre todo unas encantadoras, magnéticas y aterradoras Allison Williams y Catherine Keener.

¿Cuándo verla?

Cuando tengas ganas de ver algo fresco y original.

O si te gusta el género de terror y la comedia negra, esta es una de las obras imprescindibles.

Espero que disfrutes de una de esas películas que surgen cada muchos años, cuyas magníficas secuencias te sumergen en un universo único, el creado por un director que dará mucho que hablar, como recientemente ha hecho con la magnífica Nosotros.

Y esperemos que también siga habiendo productores atrevidos como el de Déjame salir, porque en el cine actual necesita más soplos de aire fresco.

¡Salud y buen cine!