UN ASUNTO REAL: CINE DE ÉPOCA EXCELENTE E INOLVIDABLE

UN ASUNTO REAL: CINE DE ÉPOCA EXCELENTE E INOLVIDABLE

1 abril, 2019 0 Por elescritorcinefilo

Cuando se habla de cine de época es inevitable que nuestra mente no piense en esos films británicos que, sobre todo, tuvieron un gran éxito en las décadas de los 80 y los 90, obteniendo un gran reconocimiento de público y premios, incluidos varios Oscar, como Regreso a Howards End o Sentido y sensibilidad, por citar los dos primeros que se han venido a la cabeza.

Pero el cine de época va más allá del ambiente del siglo XIX y principios del XX que tan bien han sabido vendernos los británicos (los americanos se han centrado más en el Western, aunque también nos ha regalado grandes obras como Lo que el viento se llevó o Mujercitas).

Un ejemplo magnífico es Un asunto real (En Kongelig Affære, Nicolaj Arcel, 2012), un drama entorno a la figura de Christian VII de Dinamarca y la relación que se estableció entre su esposa Carolina Matilde y el consejero y mejor amigo del rey Johann Friedrich Struensee.

A diferencia de los films británicos, este está narrado con más fuerza, tiene un mejor ritmo (al menos en mi opinión) y, sobre todo, no solo es un film, es también un documento histórico importante.

¿Por qué verla?

Lo que voy a decir puede parecer una obviedad, pero no lo es tanto: Por la magnífica ambientación. Es obvio porque para hacer este tipo de films es necesario una magnífica ambientación. Pero ¿cuántas parece de “cartón y piedra”? Yo recuerdo unas cuantas. Aquí es más que evidente no solo que se ha realizado una buena inversión, sino que quienes se han encargado de reconstruir el ambiente danés del siglo XVIII tienen un gran talento.

Otro motivo para verla es por su trío protagonista. A Alicia Vikander ya la conoce todo el mundo, sobre todo después de haber ganado un más que merecido Oscar por La chica danesa. Un asunto real fue su carta de presentación… ¡Y menuda carta de presentación! Está, como siempre, deslumbrante.

Tampoco se quedan atrás sus compañeros de reparto: Mads Mikkelsen fantástico como siempre (ya conocido para el gran público antes de esta película por Casino Royale y por nuestra tierra por su papel en Torremolinos 73) y Mikkel Boe Folsgaard, el menos conocido, cuya brillante interpretación le valió el Oso de Plata en Berlín.

Y otro motivo para verla, sobre todo si eres de los que piensas que las películas de época son lentas y aburridas, es por el magnífico ritmo con el que el director narra la historia durante todo el metraje, resultando muy entretenida e interesante.

¿Cuándo verla?

Cuando quieras conocer una parte de la historia de Europa. Y, además, muy importante, ya que durante el reinado de Christian VII se produjo el nacimiento de la Ilustración y se instauraron una serie de reformas liberales.

Estoy convencido que te atrapará este fantástico drama de época, gracias a unos personajes inolvidables, a una fantástica (y hermosa) historia de amor y porque no es tan fácil encontrar un film que aúne tanta (casi) perfección en todos sus apartados técnicos y artísticos.

¡Salud y buen cine!