MERLÍ: UNA SERIE MUY BUENA PARA QUE ADULTOS Y ADOLESCENTES LA DISFRUTEN

MERLÍ: UNA SERIE MUY BUENA PARA QUE ADULTOS Y ADOLESCENTES LA DISFRUTEN

24 febrero, 2018 4 Por elescritorcinefilo

Como entre semana muchas veces cuesta ver una película por su duración, ya que al día siguiente hay que madrugar, las series nos dan la posibilidad de ver una historia más corta, aunque ya sabemos que en el 99% de las veces esa historia continúa, exceptuando casos como el de la genial Black Mirror.

No voy a contar nada nuevo sobre las series, ya que en los últimos años está tan de moda y tiene a la mayoría de las personas “atrapadas”, que creo que es la palabra que mejor define la situación de sus seguidores.

Por series podría nombrar varias que me gustan mucho, pero no tengo tantas opciones porque, a pesar de la gran variedad de oferta que tenemos, no sigo muchas, ya que prefiero ver las que me gustan por temática, calidad o la mezcla de ambas (no me gusta ver una serie por el simple hecho de “estar de moda” si su argumento no me interesa, como me pasa con “Juego de tronos”…espero que alguno no me odie por este comentario 😛 )

Y una de las que más me han gustado de las últimas vistas es Merlí, una fantástica serie de tres temporadas (ya finalizada) sobre un profesor de filosofía de un instituto de Barcelona y la relación con sus alumnos, otros profesores, su hijo, amantes…

¿Por qué verla?

Cuando estaba pensando en responder a esta pregunta iba a empezar hablando de mi pasión por la filosofía, pero podía dar lugar a un error en su contenido. Es verdad que la serie habla de filosofía y cada capítulo va dedicado a un filósofo o filósofa y, durante su desarrollo, sus personajes actuarán según las ideas y teorías de esos filósofos y las pondrán en práctica.

Pero no es una serie solo de filosofía, sino también sobre adolescentes, sus amores (o experiencias sexuales), sus relaciones con padres, hermanos, problemas de identidad sexual… Y también los problemas de los adultos con sus hijos, parejas, trabajos… Además, tiene un ritmo muy dinámico y sus capítulos “se pasan volando”.

Es una serie que nos habla de unos personajes actuales, situados en el contexto de la sociedad en la que vivimos, con sus problemas, inquietudes, sueños e ilusiones. Y de marco de fondo tenemos esa filosofía que es tan importante para el desarrollo personal de cada uno, que es la que ha llevado a la sociedad a desarrollarse. Es lamentable que algunos quieren crear una sociedad dejando de lado una materia tan hermosa y necesaria para el individuo.

Además, la serie cuenta con un reparto de actores jóvenes talentosos y otros más veteranos de una calidad insuperable. Y también cuenta con una fantástica dirección de Eduard Cortés que, a pesar de una amplia (e irregular) filmografía, yo siempre lo recordaré por la magnífica La vida de nadie, de la cual hablaré más adelante.

¿Cuándo verla?

Yo la he estado viendo entre semana porque son capítulos que duran alrededor de 45 minutos y cuando uno tiene que madrugar, pero quiere relajarse y disfrutar de algo bueno antes de irse a la cama, esta serie es muy apropiada.

Además, me ha venido a la mente las clases de filosofía en mi instituto (no se impartían de la misma manera pero siempre me gustaron) y me ha resultado muy gratificante volver a recordar algunos filósofos, conocer la base de la teoría de otros que desconocía y volver a abrir la mente a nuevas ideas.

Por si no sabéis donde verla, la podéis encontrar en Youtube y en Netflix, donde la han incorporado no hace mucho tiempo.

Espero que disfrutéis de esta magnífica serie (si es en V.O. mejor ya que pierde mucho, como todas las películas y series, en su versión doblada, a pesar que son los mismos actores quienes se doblan) y me comentéis que os parece este particular profesor que creo que muchos (por no decir todos) habríamos deseado tener.

Yo tuve la suerte de disfrutar de ese mundo de la filosofía durante mis años de estudiante y he vuelto a recuperar su magia gracias a esta magnífica serie. ¡Que la disfrutéis!